Jugando de manos atadas

Los otros días experimente una de las peores sensaciones que le pueden atacar a un jugador de Poker. Jugar de manos atadas. Esto es cuando un oponente te tiene contra las cuerdas y debes tomar decisiones rapidas para no caer en la lona.

Poker cartas
Poker cartas

La mano comenzó para mi con un par de 9, decidí abrir la apuesta e ir tranquilamente al flop. Uno de ellos se fue conmigo también. Las cartas comunitarias dieron un 5-J-9. Ahora tenia una pieran o trio de nueves. No podía fallar. Sin embargo el otro sujeto subió la apuesta considerablemente, y me hizo pensar que tenia algún juego mas fuerte que el mío, como un trio de J.

Finalmente decidí retirarme para no perder tanta cantidad de fichas, decidí jugar conservadoramente. A lo mejor el tio no tenia ninguna carta y solo me estaba asustando; y vaya que logro hacerlo. Creo que debo aprender a como manejar mis emociones.